El negocio de la integración

20 de octubre de 2013
Negocios

Fuente creativa para el financiamiento de proyectos de entretenimiento

Por Yalixa Rivera Cruz / yrivera@elnuevodia.com

Cada vez que Carrie Bradshaw, el personaje protagonista de la conocida serie “Sex and the City”, habla o muestra sus famosos zapatos Manolo Blahnik, o cuando el agente secreto James Bond se levanta la manga de su chaqueta para mostrar su elegante reloj OMEGA, en alguna de las secuelas de sus películas, no es por capricho o vanidad.

Más bien, se trata de un acto estratégicamente concertado por el productor y libretista con la intención explícita de darle exposición a un producto o marca en específico dentro de la producción.

Este trabajo en el mundo de la producción fílmica se conoce como integración de productos, donde el producto se convierte en parte de la historia que se está contando.

A través de esta práctica, la película puertorriqueña “200 Cartas” logró recaudar sobre $300,000, una suma que fue crucial para la promoción y realización del filme local, que tuvo un costo total que superó el $1 millón.

Jorge Marchand, productor asociado de la película, fue uno de los responsables de conseguir esos fondos junto a Roberto Alcázar, presidente y fundador de la empresa EO Integration con sede en Nueva York y que se dedica a la integración de películas.

“Por primera vez, en Puerto Rico se logró contar con unos socios de firmas puertorriqueñas que realmente se comprometieron con este proyecto y fueron más allá para ayudar a promocionar la película”, destacó el también dueño de Marchand ICS Group, una empresa de servicios de comunicaciones integradas.

Alcázar explicó que existe una diferencia muy marcada entre lo que es el posicionamiento de un producto e integración. En la primera, los productos están puesto en la escena con ninguna o casi ninguna relación con la historia; mientras que en la integración de productos, estos forman parte de la historia porque se integran al libreto de forma cohesiva y transparente.

Según el experto en integración, uno de los casos más exitosos de integración de marcas es precisamente “Sex and the City”, donde prácticamente es a través de esta práctica que se logró financiar la totalidad del proyecto.

“EO Integration nace en Nueva York, precisamente, para responder a la necesidad que tenían las marcas de verse involucradas en lo que quiere ver la gente y no en lo que pasa en el intermedio, como son los anuncios”, indicó Alcázar.

De esta forma, la empresa se dedicó a hacer el enlace entre las marcas y las producciones, ya sea de series de televisión, de películas o de contenido propio.

A través del proyecto “200 Cartas”, la empresa neoyorquina, con la ayuda de Marchand ICS Group, se pudo realizar en Puerto Rico ese trabajo de integración de marcas locales en la producción que relata la historia de un joven niuyorican que decide venir a Puerto Rico en busca de un “amor”.

“Nuestro miedo más grande era que las marcas arroparan la película, pero la historia y la integración que se logró fue tan y tan buena que todo pasó horizontal y nada se vio forzado”, explicó Marchand.

El éxito que tuvo la gesta empresarial provocó que ambas firmas se unieran para fundar EO Puerto Rico.

“He visto los resultados, he visto lo que se puede hacer y por eso decidimos fundar EO Puerto Rico”, detalló el publicista.

Algunas de las marcas que participaron del proyecto de “200 Cartas” fueron Banco Popular, Target Rent A Car, Bacardi y Goya.

“El hecho de que las marcas estén dentro de la película y que no molesten eso es magia para nosotros”, añadió Alcazar.

El experto destacó que parte de su labor es trabajar con el libreto para lograr que las marcas se integren a la secuencia de la película sin desentonar o alterar el sentido de la película.

Ambos ejecutivos consideran que en la Isla hay una oportunidad de negocio en la integración de productos que no solo se limita a contenido fílmico, sino a contenido propio y comercial.

“Los tiempos cambian y evolucionan. Una de las motivaciones por las que nace Marchand ICS Group hace 18 años fue precisamente para lograr ser facilitadores de compañías, organizaciones e individuos, para poder asesorarlos desde una plataforma integrada. Esa ha sido mi carrera, integrar todos los servicios que necesitan mis clientes, ya sea desde planes estratégicos, hasta relaciones públicas, publicidad y mercadeo”, explicó Marchad.

A través de EO Puerto Rico, su empresa se encamina a una nueva etapa en la que añadirán a su oferta la integración de contenido.

View Source.